Abogados defensores en contra del acoso de los supervisores o jefes en la ciudad de Nueva York

El acoso entre el jefe y los empleados es una configuración común para los casos de acoso en la ciudad de Nueva York, ya que estos  pueden abusar de su poder para aprovechar a los empleados. A menudo, las víctimas tienen demasiado miedo a las represalias como para hablar, porque la mayoría cree que sus jefes los despedirán o cambiarán sus puestos de trabajo por uno de menor rango. Sin embargo, la ley protege a los empleados de las consecuencias negativas cuando denuncian el acoso o la mala conducta del supervisor o jefe con un abogado de este tipo de acoso de la ciudad de Nueva York.

Tipos de acosos entre jefes y empleados


Los empleados han oído hablar de acoso sexual en el lugar de trabajo, pero este no es el único tipo de acoso que va en contra de la ley. El acoso es cualquier tipo de conducta no deseada y ofensiva, incluidas palabras, acciones, gestos y visuales. Puede incluir imágenes gráficas publicadas en algún lugar o regañar verbalmente a un empleado según la edad. Para que la ley considere la conducta como un acoso, tiene que ser tan grave que afecte el empleo de la víctima.

Existen diferentes tipos de acosamiento que uno puede experimentar en el lugar de trabajo en función de características protegidas como el sexo, el origen nacional, la discapacidad, la edad y la raza. Esto incluye el acoso sexual así como el acoso verbal, físico e incluso mental. Si un jefe se burla de un empleado por una discapacidad, por ejemplo, esta es una forma de acoso. Las leyes antidiscriminatorias como el Título VII de la Ley de Derechos Civiles y la Ley de Derechos Humanos de Nueva York dictan que cualquier forma de acoso contra personas en el lugar de trabajo sea ilegal.

El acosamiento entre el jefe y los empleados puede ser obvio, como tocar o agarrar objetos no deseados, o ser más discreto. Puede suceder públicamente, en frente de otros en el lugar de trabajo, o en privado entre dos personas. El acoso entre el jefe y los empleados puede tomar muchas formas. Algunos ejemplos comunes incluyen:

• Comentarios negativos sobre las características físicas o mentales de un empleado
• Palabras inadecuadas o racistas
Gestos ofensivos o vulgares
• Visualización de imágenes crudas en el lugar de trabajo
• Insinuaciones sexuales no deseadas
• Bromas inapropiadas
• Amenazas disimuladas

Por lo general, en la ciudad de Nueva York, el acosamiento del jefe o supervisor proviene de un administrador que abusa de su poder. Un gerente puede creer que su alta posición en el lugar de trabajo permite comportamientos de mala conducta o acoso sin consecuencias. El gerente puede amenazar con bajar de rango al empleado o la terminación del trabajo si este no cumple con los favores sexuales o promete una promoción o un aumento a cambio. Muchos empleados no se dan cuenta de que el acoso no tiene que ser sexual para informarlo a la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo. Debe informar cualquier conducta que haga que su entorno de trabajo sea hostil o amenazante.

DAÑOS Y COMPENSACIONES POR DEMANDAS POR ACOSAMIENTO DE JEFES A EMPLEADOS

El acoso laboral a menudo es más dañino mental y emocionalmente para los empleados que dañar físicamente. Las víctimas pueden sufrir ansiedad severa, depresión, abstinencia y trastorno de estrés postraumático. Si sufrió algún tipo de acoso entre gerentes y empleados en el trabajo de la ciudad de Nueva York, merece una compensación por sus daños físicos y / o emocionales. Cuando informa un reclamo de acoso sexual en la ciudad de Nueva York contra un jefe o supervisor en la corte y gana, tiene derecho a la recuperación por daños tangibles e intangibles como:

• Dolor y sufrimiento mental y emocional
• Beneficios de compensación laboral por daños físicos
• Daños por desempleo
• Pago retroactivo si se perdió un aumento debido al acoso
• Pago por honorarios de abogados

Cuando un jefe es el acosador, generalmente está sujeto a una “acción laboral tangible”, lo que significa que los tribunales responsabilizarán a la empresa en su totalidad. Las empresas son responsables de las acciones de los jefes o supervisores mientras se desempeñan dentro de la capacidad de un trabajo. Para recibir el mejor acuerdo para su caso de acoso, contrate a un hábil y experimentado abogado de acoso por parte de un supervisor de la ciudad de Nueva York.

Tu abogado dedicado y experimentado en el acoso de supervisores o jefes en la ciudad de Nueva York

Joseph & Norinsberg, LLC tiene la experiencia y la habilidad que usted necesita para recibir un acuerdo satisfactorio dentro y fuera de la sala del tribunal. Un abogado de acoso sexual de la ciudad de Nueva York en la práctica tiene un conocimiento profundo de las leyes estatales y federales de acoso de gerentes y empleados que ayudarán al juez a ver su situación de su lado y le otorgarán la compensación por los daños que usted merece. Llámenos hoy al 212-587-8423 para una consulta inicial gratuita y más información.

¿Interesado en una consulta gratuita?

X
CONSULTA GRATUITA