Abogados experimentados en represalias laborales de la ciudad de Nueva York

El temor a las represalias es la razón número 1 por la que los empleados sufren el acoso sexual en silencio. Especialmente cuando se trata de acoso de supervisores o jefes hacia los empleados en la ciudad de Nueva York, los empleados acosados no quieren perder sus trabajos, obtener un puesto de trabajo menor o empeorar una situación al presentar un reclamo contra otra persona por acoso. La mayoría de los trabajadores saben que existen leyes que los protegen del acoso sexual, pero no se dan cuenta de que también existen leyes que los protegen contra las represalias. Si usted o alguien que usted conoce enfrenta acoso sexual en el trabajo, no permita que el temor a las consecuencias negativas le impida expresarse. Contratar a un abogado experimentado en represalias laborales de la ciudad de Nueva York puede ayudar a proteger esos derechos.

¿Qué son las represalias en Nueva York?

Las represalias se refieren a cualquier tipo de castigo al que se enfrenta un empleado por participar en una actividad que la ley protege. Por ejemplo, el Título VII de la Ley de Derechos Civiles establece que un empleado tiene derecho a presentar una demanda o queja sobre un empleador ofensivo o abusivo en todo el país. Si un trabajador estaba dentro de sus derechos para presentar el reclamo y el empleador le cortó el horario por eso, esto es una represalia.

Las represalias pueden ser obvias, como una acción laboral negativa que afecta a la víctima. Esto puede incluir ser bajado de cargo, finalización, reducción de salario, acciones disciplinarias o reasignación de turnos. Sin embargo, las represalias en el lugar de trabajo de la ciudad de Nueva York también pueden ser sutiles, como que un supervisor lo ignore en las reuniones con los empleados o lo deje fuera de las actividades del lugar de trabajo. Los tribunales pueden ver cualquier acción o conducta negativa que experimente por denunciar el acoso sexual como represalia.

¿Qué dice la ley acerca de las represalias?

Existen múltiples leyes que protegen sus derechos como empleado acosado en la ciudad de Nueva York. El Título VII prohíbe expresamente las represalias cuando los empleados se quejan de acoso o discriminación sexual. Esto incluye quejas internas a un departamento dentro de la compañía, así como quejas externas a agencias tales como la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC) o un abogado. Incluso si una investigación muestra que el reclamo es infundado, el empleador no puede tomar represalias.

Si un empleado enfrenta un ambiente laboral hostil o incómodo debido al acoso sexual, puede presentar una queja con quien desee sin temor a acciones negativas. Si un empleado no se siente seguro hablando con alguien en el lugar de trabajo, puede ir directamente a la oficina del distrito de Igualdad de Oportunidades de Empleo en Nueva York o ponerse en contacto con un abogado de represalias laborales de Nueva York para obtener asesoramiento legal.

Las leyes de represalia protegen a los empleados que denuncien el acoso sexual, así como a cualquier persona involucrada en un procedimiento de discriminación o que se oponga a la discriminación. Cualquier persona cubierta que sufre una acción adversa debido a su lucha contra el acoso sexual es víctima de represalias. Afortunadamente, un abogado de represalias laborales en la ciudad de Nueva York puede reunir pruebas de represalias y presentar un caso ante un jurado para obtener una indemnización por daños y perjuicios.

¿CÓMO CONSTRUIR UN CASO DE REPRESALIA?

Las víctimas de represalias pueden recibir recuperación por salarios perdidos, salarios que habrían recibido si no hubieran perdido un aumento o promoción debido a represalias, reincorporación laboral si se cancelara, pago por angustia mental si los actos discriminatorios fueran perjudiciales y dinero por honorarios de abogados. Vale la pena presentar un reclamo si sufre represalias por hablar en contra del acoso sexual. Joseph & Norinsberg, LLC es un bufete  apasionado de ayudar a las víctimas en sus lugares de trabajo y nuestros abogados son profesionales capacitados. Llame hoy al 212-587-8423 para una consulta inicial gratuita.

¿Interesado en una consulta gratuita?

X
CONSULTA GRATUITA